Tratamientos

¿Cómo es la recuperación de un aumento de glúteo?

¿Quieres saber cómo es la recuperación de un aumento de glúteos? Te contamos todo lo que necesitas saber sobre el postoperatorio de esta cirugía.

¿Qué es un aumento de glúteos?

Un aumento de glúteos es una sencilla operación fiable y muy segura por la cual un equipo médico realza, embellece, moldea o agranda los glúteos de una persona según sea la demanda de esta y sus pretensiones estéticas. Los objetivos de esta operación suelen ser los de dotar de mayor firmeza y volumen esta zona del cuerpo, siempre con la intención final de proporcionar un resultado natural y elegante.

 

¿En qué consiste un aumento de glúteos?

Existen, básicamente, dos métodos para llevar a cabo un aumento de glúteos. Hay pacientes que optan por la cirugía estética, una alternativa muy solicitada, cuyos métodos se han perfeccionado y que consiste en insertar una prótesis de silicona en los glúteos del paciente. Una segunda opción sería la de una lipotransferencia, que se basa en la extracción de grasa de una parte del cuerpo mediante la técnica de la liposucción y la posterior inserción en la zona que se quiere corregir. Cabe subrayar que estas operaciones son muy seguras por sí mismas, ya que el material utilizado, es decir, la grasa, procede del propio cuerpo de la paciente. Además, los resultados del aumento de glúteos son muy notables estéticamente y la mayoría de pacientes resultan altamente satisfechos con el tratamiento.

Aunque sea poco conocido, existen tratamientos de cirugía estética cubiertos por la Seguridad Social, por lo que resulta conveniente informarse al respecto con los profesionales oportunos.

 

Aumento de gluteos; recuperación

Es una fase muy delicada. Pese a la seguridad de ambos métodos, conviene extremar los cuidados en la recuperación del aumento de glúteos. Hay algunos síntomas postoperatorios que deben conocerse para la tranquilidad del paciente y que esta observe las fases con normalidad. Los dos primeros días, el cuerpo experimenta un pequeño ascenso de la temperatura por encima de los 37 grados. Es normal también que las cicatrices de la operación vayan segregando hasta, poco a poco, presentar un aspecto sano.

En todo tipo de operaciones, cuidar al máximo la fase de la recuperación resulta indispensable para completar un tratamiento con éxito. En el caso específico de la lipotransferencia mediante grasa autóloga el proceso de recuperación del aumento de glúteos se completa con una etapa razonable de reposo, ya que la paciente debe dormir unos días colocada boca abajo para así cuidar la zona afectada. Esta fase se prolonga entre los dos días y las tres semanas, y tiene el objetivo de descartar complicaciones que tenga relación con la herida o con el estado inmediato de los implantes.

 

Cuidados después de aumento de glúteos con grasa

Todos los cuidados después de un aumento de glúteos con grasa son de sentido común. Se precia cuidar con especial esmero los apósitos de drenaje situados en la superficie de la herida. Se recomienda reposo y evitar en todo momento la exposición al sol. La actividad íntima en el cuarto de baño debe realizarse con normalidad pero evitando movimientos bruscos o someter a demasiada presión la zona. La limpieza de las heridas pueden realizarse con jabón especializado para las heridas. También suele venir acompañado de un tratamiento antibiótico a base de medicación según las órdenes oportunas de nuestro doctor. Durante la primera semana, la actividad física debe ser reducida, limitándose a caminar unos minutos cada día en tramos cortos. Los cuidados después de un  aumento de glúteos con grasa son sencillos de llevar a cabo, pero exigen una dedicación oportuna y delicada.

 

¿Ya sabes cómo es la recuperación de un aumento de glúteos? ¿Cuál ha sido tu experiencia?

Añade un comentario

Nombre

Email (no se mostrará)

Comentario