Tratamientos

¿Cómo se hace un blanqueamiento dental?

Nuestra boca va oscureciendo su tono de color. Por ello, cada vez más personas acuden al dentista para recuperar el blanco de sus dientes y darle mejor aspecto a su sonrisa. Te contamos qué es y cómo se hace un blanqueamiento dental.

La ingesta de ciertos alimentos y el paso del tiempo en sí son factores que van desgastando nuestra boca de manera inevitable. Sin embargo, existe una manera de recuperar el blanco de los dientes y obtener una sonrisa más saludable y estética; te contamos qué es y cómo se hace un blanqueamiento dental.

 

Pero...¿qué es un blanqueamiento dental?

Si todavía no sabes lo qué es un blanqueamiento dental, te lo explicamos; se trata de un tratamiento odontológico que tiene como finalidad aclarar y renovar el color de las piezas dentales más envejecidas y oscurecidas.

Mediante esta técnica de la odontología se pretende recuperar el brillo natural del esmalte dental, mejorando así el aspecto de la sonrisa. Esta técnica no es nada agresiva, ya que respeta totalmente el esmalte y la dentina; te contamos cómo se hace un blanqueamiento dental.

 

¿Cómo se hace el blanqueamiento dental?

Para entender mejor en qué consiste el tratamiento, te contamos cómo se hace un blanqueamiento dental.

No existe una única manera de recuperar el blanco del esmalte, por tanto te contamos cómo se hace un blanqueamiento dental según las diferentes técnicas del tratamiento:

 

Blanqueamiento por fotoactivación:

También conocido como LED es el más popular entre dentistas y pacientes, ya sea por su sencillez o por su gran eficiencia y resultados, ya que permite conseguir una aclaración de entre 4 y 10 tonos en una sola sesión de unos 45 minutos.

Te contamos cómo es el blanqueamiento dental por fotoactivación:

1. El primer paso que realizará el dentista será la protección y aislamiento de los tejidos blandos de la boca (encías, lengua y paladar) para evitar que se dañen.

2. Una vez protegidos los tejidos blandos, es el momento de la aplicación del gel blanqueador (peróxido de carbamida o peróxido de hidrógeno) sobre la superficie de los dientes.

3. Después de la aplicación del gel, será el momento de utilizar la luz LED para intensificar los resultados del tratamiento. El gel blanqueador absorbe la luz LED y aclara el tono de los dientes sin dañar ni modificar su estructura.

 

Blanqueamiento con férulas:

Al contrario que el de fotoactivación, este tipo de tratamiento se realiza en casa y no en la consulta del dentista. Además tiene una duración más larga, habitualmente este tratamiento dura entre 2 y 4 semanas.

A continuación te explicamos cómo se hace un blanqueamiento dental con férulas:

1. Aunque el tratamiento en sí no se haga en la clínica, debe hacerse siempre bajo la supervisión de un odontólogo. Por ello, el primer paso será acudir al dentista para que nos haga un estudio y confeccione unas férulas a nuestra medida.

2. Cuando el dentista ya tenga nuestras férulas hechas a medida de nuestra dentadura, será el momento de aplicar en éstas el gel blanqueador (que nos habrá proporcionado el odontólogo).

3. Una vez aplicado el gel en la férula tendremos que colocarla en nuestra boca y llevarla durante el tiempo recomendado por el dentista (suelen ser 6 u 8 horas diarias).

 

Blanqueamiento mixto:

Este tipo de tratamiento combina la fotoactivación y las férulas. Por ello para saber cómo es el blanqueamiento dental mixto, será necesario conocer las dos técnicas anteriores.

En este caso se alternan la fotoactivación en clínica y la colocación de las férulas en casa y suele ser más común que se aplique en pacientes con unos dientes muy oscurecidos y desgastados.

 

El post tratamiento del tratamiento blanqueador

Ahora que ya conoces qué es un blanqueamiento dental y cómo se hace en sus diferentes técnicas, es conveniente que conozcas qué cuidados llevar después del tratamiento.

Sobre todo será importante que tengas un especial cuidado y atención con la alimentación y la dieta después del tratamiento.

Te damos algunos consejos para el cuidado en el post-tratamiento, con el fin de garantizar los mejores resultados para el aspecto de tus dientes:

  • Seguir en todo momento los consejos y las indicaciones de tu dentista, ya que será el que mejor conoce tu caso y podrá asesorarte mejor.

  • Mantener una buena higiene bucal, sin utilizar pastas blanqueadoras más de dos veces a la semana (dañan el esmalte).

  • Evita fumar.

  • Evita alimentos que oscurezcan el esmalte (bebidas y verduras oscuras, salsas, especias y colorantes).

  • Basa tu alimentación los primeros días en “la dieta blanca”, es decir, consume alimentos y líquidos sin colorantes.

  • Consume alimentos que no estén ni demasiado fríos ni demasiado calientes, ya que los dientes estarán más sensibles de lo habitual.

 

Ahora que ya sabes que es un blanqueamiento dental, ¿te animas a mejorar tu sonrisa?

Añade un comentario

Nombre

Email (no se mostrará)

Comentario

Comentarios (1)

#1 paula

quedan muy bien pero hay quien se pasa de blanco en los dientes

Publicado el 02 de julio de 2019