Consejos

Edad recomendable para un aumento de pecho

¿Quieres saber cual es la edad apropiada o recomendada para un aumento de pecho? Tener esta información clara es importante antes de tomar una decisión. Desde Cliniky te lo contamos.

En España el 58% de las operaciones de estética tienen que ver con las cirugías de pecho y la edad más demandada se encuentra entre los 18 y los 29 años, sin embargo, esto no quiere decir que sean las más aconsejadas por los especialistas, por eso desde Cliniky queremos ahondar un poco más en el tema de cuál es la edad para un aumento de pecho.

Qué es

Como todos sabemos un aumento de pecho es una intervención quirúrgica que trata de modificar el tamaño de los pechos para que estos se vean proporcionados al resto del cuerpo y con un aspecto natural.

Algo que tal vez no conozcas es el procedimiento, el cual consiste en la introducción de una prótesis (de silicona o solución salina) bajo la glándula mamaria y por debajo o por encima del músculo de la zona -dependiendo del efecto que se quiera conseguir-.

Esta intervención es relativamente corta ya que su duración es de 90 minutos aproximadamente, no requiere hospitalización, y la recuperación y los resultados suelen verse en cuestión de 7 días.

Todo este proceso tiene una serie de beneficios como: tratar de solucionar problema de pecho vacío -tras un embarazo-, asimétrico o con poco volumen, además, las cicatrices son imperceptibles y tras la operación el autoestima y la seguridad del paciente suele mejorar.

Cuando es recomendable

Una vez explicada en qué consiste la intervención, creemos que es importante tratar el principal tema de este post: cuándo es recomendable hacerse un aumento de pecho, y aunque sí que es cierto que no existe una edad definida en la que sea mejor o peor, los especialistas tienen una serie de consejos a tener en cuenta.

En cuanto a la edad mínima, encontramos lo que nos dice la ley y lo que los expertos recomiendan. La primera es a los 18 años, sin embargo con el consentimiento paterno y justificando los motivos de la decisión, puede realizarse a los 16 años. Mientras que la segunda, que se refiere a la recomendación de los especialistas, la edad se sitúa en los 20 años. La razón por la que son edades próximas es una: el cuerpo de la mujer ya está completamente desarrollado entre los 18-20 años.

Con esto queremos decir que el principal consejo de los expertos es que la formación del cuerpo de la mujer debe de estar completada para poder someterse a este tipo de operación.

El segundo consejo que nos dan es que la paciente debe de gozar de buena salud, por lo que tener 30, 40 o 50 años no tendría influencia alguna, si esta persona se encuentra totalmente sana. Incluso podrían haber casos de personas con más de 60 años de edad para un aumento de pecho.

Ventajas y desventajas

Una vez hemos aclarado el tema de la edad para un aumento de pecho, vamos a mencionar algunas de las características que hacen que una edad u otra tenga ventajas o desventajas.

A partir de los 20 años

Como ya hemos mencionado, en esta edad el cuerpo de la mujer está completamente desarrollado aunque hay casos específicos donde esto no sucede hasta los 24 años, lo que podría considerarse una desventaja, ya que en el caso de someterse a esta operación, la forma de los senos más adelante podría cambiar, desmejorando el aspecto.

Otro aspecto a tener en cuenta es el hecho de que cada 25-35 años la prótesis mamaria se tiene que cambiar, por lo que cuanto más joven, más intervenciones de cambio de prótesis deberán de hacerse. Esto también sería otra desventaja, pero no os asustéis porque si todo evoluciona correctamente, como mucho necesitareis un recambio.

Aunque parezca todo negativo, no es así y es que como todos sabemos lo habitual es gozar de buena salud de joven por lo que es muy poco probable que no podamos hacernos un aumento de pecho por no estar sano. En este caso hablamos de una ventaja.

Entre los 30 y los 40

Entre los 30 y los 40, el cuerpo ya está totalmente desarrollado, por lo que es una ventaja de esta edad para hacernos un aumento de pecho, por lo que los resultados tras la operación serán los definitivos.

Además, de forma contraria que como sucede en el apartado anterior, al tener más años, la posibilidad de que la paciente se tenga que cambiar el implante mamario es muy baja. Si todo es normal, no lo hará en toda su vida. Estamos ante otra ventaja.

Otra ventaja que vemos es que entre estas edades, no es habitual que la persona tenga problemas de salud, por lo que tampoco habrá impedimentos en realizarse la operación.

A partir de los 50 años

A partir de los 50 años, también encontramos ventajas ya que no habrán problemas de no poder intervenir por no estar desarrollada, ni tampoco tendrá que someterse a un recambio de implante mamario. Estaríamos hablando de dos ventajas.

En contraposición podemos encontrarnos problemas de salud que impidan a la paciente realizarse esta operación y por lo cual suponer una desventaja la edad para un aumento de pecho. Aunque esto no tiene porque suceder.

 

Para que puedas tener la información de forma más estructurada, a continuación aportamos una tabla resumen de las ventajas y desventajas de la edad para un aumento de pecho.

Edad Ventajas Deventajas
A partir de los 20 años Buena salud

Cuerpo puede no estar desarrollado, si implica como mínimo un recambio de implantes

 

Entre los 30 y los 40 Cuerpo desarrollado, buena salud, no muchos recambios de implantes Normalmente ninguna
A partir de los 50 años Cuerpo desarrollado, no muchos recambios de implantes Posibles problemas de salud

    

El antes y el después del aumento de pechos de Carla

El problema de Carla era que se sentía insegura por su aspecto físico porque se comparaba con su familia y con amigas y siempre veía que había una clara diferencia. Sobre todo, no se sentía cómoda con las prendas apretadas, debido al volumen de sus pechos.

Siempre he sido una chica que aumentaba y bajaba de peso y cuando tenía unos kilos de más no estaba del todo agusto con mis pechos, pero me sentía algo mejor. Pero cuando empecé con el deporte como rutina, ya no tenía esos altibajos en el peso, y sentía que me había quedado muy plana. Me sentía insegura para ponerme un top o un bikini. Además, en relación a las mujeres de mi familia, yo era la que menos desarrollada estaba así que decidí hacerme la operación de aumento de pecho y ahora estoy más contenta que nunca. El cambio se ve en el físico pero también en mí. Ahora me pongo lo que quiero sin complejos.

Carla ahora se siente mucho más agusto con su aumento de pecho y ya no necesita compararse con nadie. Se pone la ropa que le gusta sin tener que preocuparse por si es apretada o no. Su figura está mucho más definida.

 

Añade un comentario

Nombre

Email (no se mostrará)

Comentario

Comentarios (1)

#1 Ángeles Carsín

creo que más q la edad a lo mejor es la personalidad de cada persona, yo con 21 años me aumenté el pecho y no puedo estar más contenta de haberlo hecho a esa edad, pero eso depende de cada una

Publicado el 25 de junio de 2019