Tratamientos

Fatiga Visual vs Vista Cansada

¿Son lo mismo la fatiga visual y la vista cansada? En este post analizamos ambos conceptos y te contamos sus diferencias y similitudes.

Es muy común confundir la fatiga visual con la vista cansada, conocida también como presbicia. Ambos conceptos comparten una idea común, pero su origen y sus causas son diferentes. Vamos a hablar de ello, de sus causas, de los posibles tratamientos, así como de prevenir ambas afecciones, todo en vías de mejorar nuestra calidad de vida. No hay que olvidar que la vista es uno de los sentidos que más utilizamos en el día a día.

 

¿Qué son la fatiga visual y la vista cansada?

La vista cansada o presbicia es una alteración del ojo motivada por el progresivo envejecimiento de la persona. No es una enfermedad en el sentido estricto del término, ya que su presencia se debe a causas naturales. Suele aparecer alrededor de los 40 o 45 años. Es entonces cuando el cristalino, situado detrás del iris y encargado de enfocar los objetos, pierde elasticidad. Este deterioro dificulta la realización de actividades cotidianas como leer.

La fatiga visual o el cansancio de la vista tampoco es una patología realmente, se produce cuando realizamos un esfuerzo excesivo. Cuando pasamos mucho tiempo delante de la pantalla de un ordenador o en sitios con poca luz, la musculatura del ojo se fatiga, produciendo el picor de ojos o el dolor de cabeza. Por ello hemos de estar muy atentos a los síntomas más comunes de la vista cansada así como de la fatiga visual.

 

Diferencias entre fatiga visual y vista cansada

La diferencia entre ambos conceptos es relativamente sencilla, ya que la vista cansada se produce solamente en personas que han llegado a los 40-45 años. Este proceso degenerativo, el endurecimiento del cristalino, no aparece con el cansancio visual. Las personas que padecen esta afección suelen tener hipermetropía, un defecto de la visión en el que el ojo debe hacer un esfuerzo adicional para enfocar correctamente los objetos. En todo caso, debemos acudir a un buen profesional y comprobar también los tratamientos de oftalmología que cubre la Seguridad Social.

 

Causas de la fatiga visual y vista cansada

La causa de la presbicia, como ya hemos dicho, se debe al envejecimiento natural del ojo. Cuando somos jóvenes, el cristalino es flexible, suave, enfoca los objetos con la ayuda de los músculos ciliares. Pero el paso del tiempo deteriora estos músculos y el cristalino no puede realizar su misión con eficacia.

La fatiga visual, en cambio, es causado por un esfuerzo constante. Los músculos ciliares, relajados en nuestra visión de lejos, deben realizar un trabajo mayor al fijar la vista de modo continuado. Es lo que se conoce como astenopia acomodativa.

 

Tratamientos para la fatiga visual y la vista cansada

La fatiga visual tiene un tratamiento sencillo, y es el de dar el debido descanso a los ojos. Se recomienda utilizar gafas cuando fijemos la vista en la pantalla de nuestro ordenador o en algún trabajo absorbente. También es muy importante que haya la suficiente luz en nuestro ámbito laboral o doméstico. Para la vista cansada se aconseja el uso de lentes, aunque también es posible operarse de la vista cansada. Uno de los remedios más eficaces actualmente es la cirugía láser ocular, ya que es completamente indolora y el tiempo de recuperación muy rápido.

 

La vista es imprescindible para la realización de las actividades cotidianas. Hablamos de las relaciones sociales, del trabajo, por eso conviene cuidarla y seguir las recomendaciones de los especialistas.

Añade un comentario

Nombre

Email (no se mostrará)

Comentario

Comentarios (1)

#1 Emilio

leyendo esto creo que lo mío es fatiga visual aunque siempre creí q nada más era vista cansada

Publicado el 02 de agosto de 2019