Consejos

Muelas del juicio, ¿cuando hay que extraerlas?

¿Quieres saber si ese dolor en la boca es de las muelas del juicio? en este post te traemos los síntomas, causas, complicaciones de no extraerla e información sobre el post-operatorio.

Las muelas del juicio son los terceros molares que suelen aparecer de forma más tardía, en concreto, la edad estimada de ello suele ser entre los 17 y 25 años, aunque hay casos en los que nunca llegan a salir. Si por lo contrario empiezan a erupcionar pero lo hacen de forma torcida o no consiguen salir porque están retenidas, hay que extraer estos molares con tal de evitar complicaciones.

Te hablamos sobre los síntomas, las causas, las complicaciones y el post-operatorio.

 

Síntomas

Lo primero que debes de conocer, son los síntomas que tu boca experimenta cuando le están saliendo las muelas del juicio. En este caso se resumen de la siguiente forma:

  • Encías rojas o hinchadas.

  • Sensibilidad en la boca.

  • Encías sangrantes.

  • Dolor en la mandíbula.

  • Mal aliento.

  • Problemas para abrir la boca.

Si tienes algunos de estos síntomas lo mejor es consultar con tu especialista si se trata de síntomas por estos molares.

 

Causas

Lo segundo que debemos que tener en cuenta son las razones por las que se necesitaría extraer estas 4 piezas molares, que aunque ya hemos mencionado es importante hablar de ello. Entre las causas encontramos:

  • Crece en contra del segundo molar.

  • Crece completamente tumbada.

  • Cuando por no tener espacio se queda atrapada dentro del maxilar.

 

Dónde hacerlo

Si tienes alguno de los síntomas anteriores, puede que estén a punto de salir las muelas del juicio o que se encuentren atrapadas en el interior, por lo que lo mejor es recurrir a los especialistas para que te diagnostiquen si efectivamente se trata de que las muelas del juicio  ya que el no hacerlo puede conllevar problemas como infecciones o caries.

Para la extracción puedes acudir tanto a un especialista privado como a uno público si lo deseas, porque la Seguridad Social cubre estos tratamientos de odontología. Pero, lo que no debes de hacer es utilizar medicación para calmar los dolores y dejar que pase el tiempo.

 

Complicaciones

Algunas de las complicaciones de no quitarse las muelas del juicio ya las hemos ido mencionando (infecciones y caries), pero hace falta hacer referencia a los otros problemas que pueden ocurrir como:

  • Apiñamiento de los dientes: tanto si se encuentra retenida como si no, al no tener espacio para salir la presión de estas muelas puede hacer que las demás piezas dentales se monten unas encima de otras. En este caso la solución sería extraer las muelas y hacer un tratamiento de ortodoncia.

  • Quistes: estos se forman dentro de la mandíbula y son sacos que se llenan de líquido y se disponen alrededor de estos molares. Las consecuencias de que se formen estos quistes puede acabar dañando los nervios el mismo diente o incluso la mandíbula. La solución es extirpar el tejido y el hueso.

  • Caries: suele ocurrir en los dientes donde están parcialmente retenidos porque son más difíciles de limpiar.

  • Otras enfermedades: por el mismo motivo que hemos mencionado en las caries (la dificultad de limpiar la zona), hay más posibilidades de contraer enfermedades infecciosas en la boca.

 

Post-operatorio

Si al final has ido al especialista y te han realizado la extracción de las muelas del juicio, el último punto a tener en cuenta es el post-operatorio en la que hay que seguir una serie de indicaciones o recomendaciones.

Antes que nada hay que tener en cuenta que las primeras horas posteriores a la intervención, el paciente puede sufrir náuseas y vómitos (por la anestesia), entumecimiento de la boca y en algunos casos hinchazón de la mejilla, pero como sabemos son síntomas que con el tiempo desaparecen.

El momento después de la operación siempre es algo más complicado porque supone hacer una incisión y una extracción, por eso, siempre hay que seguir una serie de consejos de los odontólogos para tener una recuperación pronta y lo menos indolora posible. Los consejos de los expertos se resumen en:

  • Tomar los analgésicos prescritos.

  • Llevar una dieta de líquidos en las primeras 24h y después seguir una dieta blanda hasta que el especialista lo indique (normalmente hasta la cicatrización).

  • Aplicar hielo en las mejillas para bajar la hinchazón.

  • Hacer enjuagues con agua y sal (varias veces al día).

  • Evitar las bebidas calientes.

  • No fumar en al menos 24h después de la operación.

  • Evitar alimentos que puedan quedarse entre los dientes y sea difícil de retirar.

  • Lavar bien la zona e incluso cepillarse de forma delicada los dientes para que la zona no es infecte.


 

¿Tienes alguna duda?

Contestamos a las preguntas en los comentarios

Añade un comentario

Nombre

Email (no se mostrará)

Comentario