Consejos

¿Se puede operar la vista cansada?

Con el paso del tiempo, la capacidad visual va envejeciendo y aparecen problemas como la presbicia. Si quieres saber si existe operación para la vista cansada, te lo contamos en este post.

La presbicia o vista cansada es un problema visual que padecen la mayoría de personas mayores de 45 años. Esta alteración de la vista surge a causa del envejecimiento natural del ojo. En este post te contamos si existe operación de la vista cansada, en qué consiste y quién puede operarse de presbicia.

 

¿Qué es la vista cansada o presbicia?

La presbicia, también conocida como vista cansada, es una anomalía visual que surge a causa del envejecimiento del ojo, concretamente del cristalino. La vista cansada afecta directamente a nuestro sistema de enfoque dificultando la visión de cerca.

¿Por qué no vemos bien de cerca?

La pérdida de elasticidad del cristalino a causa del envejecimiento es la principal responsable. El cristalino se encarga de enfocar los objetos para su correcta visión, en la visión de lejos está relajado pero para ver de cerca debe contraerse (acomodación).

Cuando se produce la pérdida de elasticidad, el cristalino va perdiendo su capacidad de acomodación y por tanto, de ver y enfocar de cerca. Esta alteración de la vista puede corregirse a través de lentes o a través de una operación de la vista cansada.

 

¿Se puede operar la presbicia?

Sí, se puede operar la presbicia o vista cansada. Existe una alternativa a las lentes y es la operación de la vista cansada que realizan numerosos centros oftalmológicos. Es posible recuperar una buena visión de cerca gracias a la cirugía ocular.

Existen diferentes técnicas y métodos para operar la presbicia, te contamos cuáles son y en qué consiste cada uno de ellos.

 

Formas de operar la presbicia; tipos de cirugía:

 

Operación de presbicia con lente intraocular

Esta técnica de operación de la vista cansada consiste en la extracción del cristalino envejecido para sustituirlo por una lente intraocular multifocal. Esta lente que se implanta en el ojo del paciente, actúa como un nuevo cristalino y permite tres planos diferentes de enfoque (lejano, media distancia y distancia corta). En este caso será el cerebro el que decida, gracias a la pseudoacomodación,  qué enfoque se debe aplicar para cada situación.

Con la lente intraocular multifocal el paciente consigue recuperar una capacidad visual para todos los planos focales, sin la necesidad de tener que llevar gafas.

 

Cirugía Láser Ocular

Operar la presbicia mediante una cirugía láser consiste en la modificación de la curvatura de la superficie corneal con el fin de compensar la disminución de la elasticidad del cristalino.

Modificando la superficie corneal se consigue una mejor visión tanto de cerca cómo intermedia, sin afectar a la visión de lejos de cada paciente.

Esta técnica es muy similar a la cirugía que se utiliza para corregir la miopía y con esta operación de la vista cansada se consigue potenciar la visión combinada que tenemos de manera natural (ojo dominante que ve de lejos y ojo lector que ve de cerca).

 

¿Qué operación de la presbicia es la indicada para mí?

Para saber cuál es la técnica más apropiada para solucionar tu problema visual, debes acudir al oftalmólogo. Allí, el profesional de la oftalmología estudiará tu caso y según cuál sea tu edad, tu problema y tus circunstancias, te recomendará si operar la vista cansada o no y qué técnica sería la más adecuada para tí.

 

¿Quién puede hacerse una operación de la vista cansada?

Para saber si eres un buen candidato o no para operar la presbicia y cuando te puedes operar la vista, lo más conveniente es que acudas a una clínica oftalmológica para que te realicen un estudio preoperatorio y te aconsejen sobre que sería mejor para tu caso en concreto.

Sin embargo, existen una serie de requisitos o condiciones que deben darse para poder ser un posible candidato a la operación de la vista cansada:

  • No es recomendable que se sometan a la cirugía ocular mujeres embarazadas ni en período de lactancia

  • Es recomendable tener los ojos sanos; no tener problemas en la retina u otras enfermedades oculares

  • Gozar de buen estado de salud en general

  • No  es recomendable para pacientes con enfermedades del colágeno, SIDA, diabetes o enfermedades autoinmunes

  • Tampoco se recomienda para personas que tomen medicamentos de prescripción médica que provoquen fluctuación en la visión o afecten a la cicatrización

 

Por tanto, sí que se puede operar la presbicia pero es importante remarcar que ante todo hay que acudir al especialista para que nos aconseje cuál sería el mejor tratamiento en nuestro caso y en qué momento sería más conveniente someterse a la operación de la vista cansada.

 

¿Y tú cómo ves la opción de operar la vista cansada?

Añade un comentario

Nombre

Email (no se mostrará)

Comentario