Esta web utiliza ‘cookies’ para mejorar su experiencia. Al continuar navegando acepta su uso. Más información

Ginecomastia
Estética

Ginecomastia

El tratamiento de ginecomastia ayuda a mejorar la figura corporal masculina de manera considerable. La ginecomastia es uno de los problemas más comunes y molestos que sufren los hombres.

Pide información

En qué consiste

La ginecomastia es una enfermedad que afecta a los hombres y consiste en que en las mamas se desarrolla volumen de manera excesiva y patológica. Se trata de una hipertrofia de los pechos del hombre, es decir, un crecimiento excesivo en sus glándulas mamarias.

Todos los hombres poseen la glándula mamaria pero en algunos se desarrolla de manera diferente por motivos ya sean genéticos o por ciertos trastornos hormonales. Suele manifestarse entre los 12 y los 22 años, en algunos casos desaparece y en otros, necesitan recurrir a la cirugía para eliminarlo por completo.

¿Necesito una ginecomastia?

Para empezar, se debe detectar si el paciente necesita o no una ginecomastia. La primera visita es muy importante para valorar y examinar la mama del paciente y mediante la palpación ofrecer un diagnóstico fiable.

La ginecomastia en hombre se presenta de dos maneras:

  • Ginecomastia: se elimina el exceso de grasa y de glándula mamaria. Se acompaña de una liposucción en la que se podría extraer parte de la glándula mamaria. Se realizan dos tipos de incisiones, periareolar inferior o superior (si la mama está caída). Se extrae parte de la piel superior y se sube un poco la areola.
  • Pseudoginecomastia: únicamente se elimina el exceso de grasa. Se realiza una liposucción de la zona pectoral a través de una micro incisión en el pezón o la axila.

Postoperatorio

Las 3 o 4 horas siguientes a la intervención el paciente sentirá una ligera molestia que se alivia mediante la medicación prescrita por el doctor. El tratamiento es ambulatorio, es decir, el paciente vuelve a casa el mismo día de la intervención.

Es recomendable guardar reposo al menos las primeras 48 horas y se recomienda permanecer recostado en posición semirreclinada. Para volver a la actividad física de manera normal se necesita un tiempo mínimo de 3 semanas.

Beneficios

  • Procedimiento rápido y seguro. No requiere hospitalización.
  • Se realiza con anestesia local o sedación.
  • Se realiza en una única intervención.
  • Recuperación rápida y sin complicaciones.

A tener en cuenta

Aunque el porcentaje es menor al 1%, cabe la posibilidad de padecer sangrado o infección posteriormente al tratamiento. Esto ocurre en algunas personas, el proceso inflamatorio se alarga más de lo previsto.

Bajo ninguna circunstancia se debe remover el apósito o vendaje que haya aplicado el cirujano.

Detalles

Financiación completa del tratamiento

Tiempo 90 minutos

Hospitalización No requerida

Todo incluido

Recuperación 48 horas

Resultados Inmediatos

Haz una pregunta

¿Tienes alguna duda sobre el tratamiento o deseas pedir información?

Antes de firmar la solicitud, debes leer la información básica sobre protección de datos que aparece aquí