Esta web utiliza ‘cookies’ para mejorar su experiencia. Al continuar navegando acepta su uso. Más información

Disyuntores
Odontología

Disyuntores

Durante la etapa de crecimiento y desarrollo de los niños es frecuente que aparezcan trastornos relacionados con el paladar. El disyuntor o expansor palatino es un aparato odontológico que permite tratar y corregir estos trastornos.

Pide información

En qué consiste

El disyuntor o extensor de paladar es un aparato que permite corregir un paladar comprimido, es decir, un paladar demasiado estrecho. Este aparato se utiliza sobretodo durante la niñez, en la etapa de crecimiento del paciente, ya que es el mejor momento para corregir los problemas relacionados con el hueso maxilar, ya que de hacerlo una vez ha pasado la edad de crecimiento, se deberá recurrir a un procedimiento con cirugía.

Los problemas de estrechamiento del paladar pueden deberse a diferentes causas; respiración oral, tener el hábito de chupar el pulgar o utilizar durante demasiado tiempo el chupete.

Está formado por dos componentes metálicos simétricos unidos entre si por un tornillo y se coloca con el fin de que ejerza fuerza para poder desarrollar el tamaño del paladar y la curvatura deseada.

¿Cómo se coloca?

Después de haber realizado un diagnóstico y estudio del paciente, el dentista procederá a tomar las medidas de la boca del paciente para confeccionar y fabricar el disyuntor de paladar. En cuanto a la colocación, el especialista colocará el aparato en la boca del paciente, fijándolo en la parte posterior del maxilar superior y mostrará a los padres cómo deben activarlo (se gira el tornillo que une las dos mitades del aparato con una llave especial una o dos veces al día).

Este giro del tornillo que deben hacer los padres, se considera la parte del tratamiento activo, que durará unos 15 o 20 días. Durante este período se producirá la expansión del paladar, y pasadas esas dos semanas se bloqueará el funcionamiento del aparato, pero se dejara el expansor durante unos meses para que el huesos se estabilice.

Beneficios

  • Evitar futuros procedimientos de cirugía
  • Corregir una malformación y conseguir la correcta funcionalidad del paladar
  • Solucionar problemas como la mordida cruzada y evitar otros relacionados con el hueso maxilar

A tener en cuenta

Una de las cosas más importantes, es que es imprescindible que los padres realicen de manera correcta, cómo les indique el especialista, la activación del disyuntor. Además, también es de vital importancia que los padres estén concienciados de la importancia de la prevención y empezar a llevar a los niños a partir de los 5 años al dentista, para que en caso de tener algún problema o anomalía dentofacial, se pueda tratar a tiempo y conseguir los mejores resultados posibles.

Detalles

Financiación completa del tratamiento

Hospitalización No requerida

Todo incluido

Recuperación No requerida

Resultados 7-12 meses

Haz una pregunta

¿Tienes alguna duda sobre el tratamiento o deseas pedir información?

Antes de firmar la solicitud, debes leer la información básica sobre protección de datos que aparece aquí