Esta web utiliza ‘cookies’ para mejorar su experiencia. Al continuar navegando acepta su uso. Más información

Higiene bucodental
Odontología

Higiene bucodental

La aparición de sarro o de caries puede evitarse acudiendo al dentista para realizarse una higiene bucodental, una limpieza a fondo realizada por el higienista. Este tratamiento mejorará tu salud bucal y además dará una mejor estética a tu sonrisa.

Pide información

En qué consiste

Consiste en una limpieza a fondo realizada por un profesional; el higienista. Es la mejor manera de prevenir la aparición de placa y de sarro o otros problemas bucales y enfermedades periodontales relacionadas con la higiene, como la gingivitis o la periodontitis. Además también tiene un factor estético ya que hará que nuestros dientes se vean más blancos y sanos, eliminando las manchas provocadas por el café, el tabaco...etc

Tipos de limpieza bucodental

Existen dos tipos diferentes de realizar la higiene:

  • Manual: Es la técnica tradicional que se realiza con instrumentos de acero inoxidable que permiten el raspado de la superficie de los dientes y debajo de las encías para eliminar el sarro. Cuando el higienista termina con el raspado, pule las superficies dentales con una copa de plástico y una pasta profesional.
  • Con ultrasonidos: Esta limpieza es más rápida que la manual, ya que se utilizan ultrasonidos con un aparato que emite vibraciones, debilitando el sarro y haciendo la limpieza más llevadera y cómoda para higienista y paciente.

Beneficios

  • Prevención de enfermedades periodontales como la gingivitis o periodontitis
  • Estética: aporta a tu dentadura un aspecto mucho más agradable y saludable
  • Salud: Es fundamental para prevenir la caries, el sarro y la placa bacteriana.

Consejos para una correcta higiene

No es suficiente con acudir de manera esporádica al dentista para realizarse una limpieza. Es fundamental mantener una higiene dental estricta en casa, algunos consejos para hacerlo correctamente:

  • Cepillar lentamente: Cepillar de manera lenta y prestando especial importancia a las encías y a las zonas de mayor difícil acceso.
  • Cepillar mínimo dos veces al día: Cepillar al menos por la mañana y por la noche, aunque lo ideal sería hacerlo después de cada comida.
  • Renovar el cepillo: Es importante cambiar el cepillo cada trimestre para evitar enfermedades periodontales.
  • Usar hilo dental: El hilo dental ayuda a eliminar la acumulación de la placa bacteriana y previene la formación de caries interdentales.
  • Acudir al dentista: Acudir al dentista un mínimo de dos veces al año es fundamental, ya que podrá evaluar el estado de salud de nuestra boca y controlar que no haya ningún problema, y en caso de que exista problema, podrá solucionarlo a tiempo.
  • Una limpieza al año: Acude al higienista por lo menos una vez al año para que te realice una limpieza a fondo.

Detalles

Financiación completa del tratamiento

Tiempo 30 minutos

Hospitalización No requerida

Todo incluido

Recuperación No requerida

Resultados Inmediatos

Haz una pregunta

¿Tienes alguna duda sobre el tratamiento o deseas pedir información?

Antes de firmar la solicitud, debes leer la información básica sobre protección de datos que aparece aquí