Esta web utiliza ‘cookies’ para mejorar su experiencia. Al continuar navegando acepta su uso. Más información

Prótesis removible
Odontología

Prótesis removible

Una prótesis removible es un tratamiento dental que permite sustituir una o más piezas dentales que se han perdido. Además, el paciente puede decidir cuando quitarselo o cuando ponerselo ya que no es fija.

Pide información

En qué consiste

La prótesis removible o dentadura postiza, es una estructura metálica con dientes artificiales que supone una solución para el problema de la falta de una o más piezas dentales de un paciente. Lo que la caracteriza y la diferencia de la fija, es que puede retirarse cuando el paciente lo desee.

Además del factor estético, los pacientes que se someten a este tratamiento también evitan los riesgos que conlleva no sustituir las piezas dentales perdidas, además de impedir que el resto de la dentadura se desplace y genere problemas más graves.

Tipos

Según del número de dientes que se tengan que sustituir, podremos diferenciar entre dos tipos diferentes de prótesis removibles:

  • Parcial: Es la que se utiliza cuando el paciente únicamente necesita sustituir algunas de sus piezas dentales y no toda la dentadura entera. Se trata de un marco de metal en el que están las piezas artificiales y se fija mediante ganchos estéticos a los dientes naturales del paciente.
  • Completa: También se conoce como dentadura postiza y se utiliza cuando el paciente no tiene suficiente estructura dental, es decir, no tiene ningún diente o muy pocos. Se fija al paladar mediante un fenómeno de succión.
  • Beneficios

    • Evita que se generen problemas bucales más graves o que las piezas dentales que tenemos experimenten desplazamientos
    • Se puede quitar y poner tantas veces como el paciente desee, con total comodidad
    • Se trata de una alternativa para aquellos que por razones médicas o económicas no puedan acceder a una fija

    A tener en cuenta

    Durante los primeros días de llevar la prótesis removible es habitual sentir algún tipo de molestias (arcadas, salivación abundante, dificultad para hablar…) Si el dolor o las molestias son fuertes y prolongadas, lo más recomendable será acudir al dentista para que pueda darnos consejo o en caso de que lo considere, recetar un gel antiséptico y/o un analgésico.

    Otro de los factores a tener en cuenta, es la limpieza de la prótesis removible; será necesario limpiarla tras cada comida y enjuagarla una o dos veces por semana con enjuague bucal. Además, es fundamental acudir a las revisiones del dentista y seguir sus pautas e indicaciones.

    Detalles

    Financiación completa del tratamiento

    Hospitalización No requerida

    Todo incluido

    Recuperación No requerida

    Resultados Inmediatos

    Haz una pregunta

    ¿Tienes alguna duda sobre el tratamiento o deseas pedir información?

    Antes de firmar la solicitud, debes leer la información básica sobre protección de datos que aparece aquí